La Eucaristía en los Campamentos (I)

IMG_8365Todos nuestros Grupos Scouts pasan algún domingo, el día del Señor en sus Campamentos.

Organizándonos bien tenemos tiempo para todo, pero si hay algo que no puede faltar en nuestros Campamentosm es participar en la Gracia de la Eucaristía.

Y no una Eucaristía normal, metida con calzador, sino celebrada con la satisfacción de que sabemos que Dios está ahí, preparándola con mucho cariño.

Compartir es algo muy usual en nuestro Campamento, pero si algo nos distingue es que compartimos el Pan y Vino Eucarístico, el Cuerpo y la Sangre de Jesús Resucitado.

Sabemos que es difícil muchas veces que los Sacerdotes se desplacen al sitio de Campamento, pero hay que hacer un esfuerzo en buscar alguno que vay (os podéis llevar una sorpresa con la aceptación de los párrocos locales), o si no, acercarnos a la localidad más cercano, y compartir nuestro carisma.

Sólo en causas excepcionales, reemplazaríamos la Eucaristía por la Celebración de la Palabra. Hay que intentarlo hasta el final.

No podemos dejar a nuestros Scouts sin la posibilidad de disfrutar de la presencia viva de Cristo – Eucaristía. Es una de nuestras obligaciones.

Agregamos unas pautas para organizar la Eucaristía con jóvenes y niños de una manera atractiva y pedagógica.

La Eucaristía no puede ser para los chicos una rutina o una mera repetición: debe ser fiesta, oración sentida,… Y es por eso que hay que prepararla. ¡Cuantas veces nos entristecemos porque los chicos no se concentran en la Eucaristía o bien se levantan a cada rato! Esto no es un problema de ellos sino nuestro: No podemos asimilar nuestra manera adulta de rezar a la de ellos. Jesús mismo no hubiera hecho eso, y nos vuelve a decir: "Dejad que los niños se acerque a mi". Y es allí donde nuestra respuesta debe darse abriendo las puertas de la Iglesia atodos los chicos y jóvenes. Los chicos que han vivido en la calle tienen una religiosidad sincrética, cargada de elementos mágicos y de rituales esotéricos: son proclives a la fantasía ya que su tremendo sufrimiento los ha llevado a un escape constante de la cruda realidad a vivir, … Y es por eso que tenemos que partir desde allí: no siendo tan estrictos con las formalidades, teniéndoles mucha paciencia, y no privarlos del banquete de la Misa: sólo que no le demos lo que no pueden digerir, hagámos la Eucaristía a la medida de su capacidad. Para ello tenemos que aprender a preparar la celebración eucarística y replantearnos todos los esquemas que se alejan de la vitalidad con que el niño y el joven se relacionan con el mundo y desean relacionarse con Dios.

"La preparación debe ser realizada por un Grupo, para que la perspectiva, la metodología y el ritmo a través del cual se enfoca la Celebración no corresponda a una visión particular, sino que se puedan aunar distintas experiencias, sensibilidades e ideas que hagan más rica la Celebración".

Prepararla, no es:IMG_8356

–   Hacer un guión.

–   Buscar una frase para la cartelera.

–   Pensar algo original.

–   Adaptar el Evangelio.

–   Ensayar los cantos.

–   Armar la predicación.

… Es esto y mucho más.

Prepararla es:

Organizar la fiesta en honor de Jesús.

Lo que supone que todo gira en honor del homenajeado, del motivo del homenaje y los invitados.

El chico debe llegar a vivir la fiesta de la Eucaristía como algo propio porque:

a. Está destinada para él.

b. Dios quiere manifestarse y hablarle.

c. El es responsable en la misma, porque debe responderle.

d. El la necesita para crecer en la fe.

Esto se realiza mediante una participación consciente y activa en la misma.

 

Ahora tú, ¿que opinas?

avatar
  Subscribe  
Notifícame

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest