Diario de Viaje: Senegal dia 1

Las personas participantes del Proyecto Mundo ya están en tierras africanas. A partir de hoy y hasta el próximo final de semana Scouts Católicos de Andalucía y Mad África vamos compartir crónicas diarias de nuestro cotidiano en Senegal.

Crónica escrita por Esther (GIII Aljarafe)

¡Buenas! Tras la tardanza aquí estamos Dubi y Esther para poneros al día. La aventura comienza justo a la hora en la que teníamos que haber estado en el aeropuerto (11:30h), y resulta que Guille olvidó su tarjeta de vacunación entre otras cosas.

Claro, en ese momento fue todo un mundo, entre los nervios y las emociones a flor de piel, cualquier cosa era digna de drama. Decidimos seguir en el proceso de coger el primer avión, por lo que facturamos y, mientras, llegaban los demás. Tras todo el drama conseguimos coger el primer avión rumbo a Madrid.

Para mí, era mi primer viaje en avión y fue emocionante, era como una chica en un parque de atracciones (según Dubi: «pero sin el como»). Se me hizo muy corto y bastante ameno, al igual que a todos. En cuanto que llegamos a Madrid buscamos los primeros asientos y empezamos a comer. Tras llenar nuestras barrigas nos dispusimos a recorrer todo el aeropuerto en busca de nuestro segundo vuelo.

Mientras esperamos, grabamos unos vídeos contando nuestras expectativas sobre este viaje.

El viaje del segundo avión se hizo un poco más largo, aunque teníamos incluso pantallas para ver películas y series. Pero tras tanta espera, ¡LLEGAMOS A SENEGAL!

Primer momento de antimosquitos

Ya sólo nos quedaba esperar a nuestros compañeros y nuestras compañeras de Senegal, en la puerta del aeropuerto. Pasando ya algo de calor. Fue justo el momento de ir a por wifi, que llegan todos a saludarnos. Los saludamos timidamente y nos fuimos en busca del autobús. Estaba lloviendo, hacía humedad, había cansancio y apenas veíamos. Pero el autobús fue el primer momento de contacto.

Dubi y yo la liamos bastante porque no teníamos idea de francés (esto no hubiera pasado si hubieramos atendido algo en clase). Finalmente yo ( Esther) me lancé y comencé a entablar una conversación (un poco de besugos) con ellos. El autobús iba bastante rápido. Y ¡LLEGAMOS A NUESTRA RESIDENCIA! Que resultaba ser un colegio. Dejamos las cosas y empezamos a cenar, un bol enorme de patatas fritas con verduras y pollo frito. Dubi y yo obviamente nos sentamos juntos, y madre mía… qué de risas. Una mesa de 7 personas, de las cuales españolas sólo estábamos el y yo. Repito, sin idea de francés, así que me puse a hablar en inglés, y entre risas, me animé a enseñar unos juegos.

Éramos la envidia de todos, porque nuestra mesa era la más divertida, sin ninguna duda. Y jugamos hasta las 2 y pico, cuando decidimos dormir para descansar algo. Así que aquí acaba nuestro primer día en este maravilloso país.

Ahora tú, ¿que opinas?

avatar
  Subscribe  
Notifícame

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest