Cuida tus pies en 4 pasos

El calor, la humedad, los kilómetros por delante… varios son los enemigos de nuestros pies en las caminatas de verano. Asegúrate de protegerlos con estos cuatro consejos para evitar lesiones, rozaduras, ampollas…

sumeerhike-300x191Escoge la talla adecuada: cuando compres tus botas en la tienda, tómate tu tiempo, camina un rato por ella hasta cerciórate de que no hay grandes puntos de presión en tus pies. Recuerda dejar algo de margen para calcetines más gruesos de trekking, o situaciones en las que nos calcemos dos pares.

Minimiza. Elige el calzado más ligero y más transpirable en función de la exigencia de las condiciones que prevemos encontrar. Trata de reducir la cantidad de sudor en los pies con lo que reducirás su estrés.

Tratamiento preventivo: protege las áreas más sensibles antes de salir a caminar, con adhesivos o soluciones específicas, o incluso lubricante. Lleva los pies secos y limpios y aprovecha los descansos y las noches para cambiarte de calcetines o airear la piel.

laces-300x117Los cordones bien atados. Sí, parece un consejo endeble por su lógica, pero muchas veces un nudo algo suelto puede hacer que haya una zona del pie que no esté igual de protegida, que tenga un mayor rozamiento o que se permita la entrada de agentes externos en la bota.

Vía: www.revistaoxigeno.es

Ahora tú, ¿que opinas?

avatar
  Subscribe  
Notifícame

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest